Home » Noticias

Cumpleaños 2003 en el IAGO, recordando

Publicado por shinji_nerv el lunes, 17 julio 2017
Sin Comentarios


Muchas felicidades Francisco Toledo en tu dia!!!!
Kuali iluichiuali Francisco, temachtiani tlakuilo, ikniutli!

Mtra. Maria Luisa de Villa, artista visual / curadora

Oaxaca.- Celebramos todo el día y bien entrada la tarde, una tarde cálida. Cocino Doña Guillermina y el guacamole, las blandas y quesillo con totopos, lo hicimos y las servimos Hilda, Cynthia, yo y muchas manos mas. Todos los custodios, bibliotecarios, guardias estaban, estaban dos que tres VIP y otros tantos buenos amigos, pero la celebración era de los que a diario trabajaban allí con Toledo. Y con él y Graciela su hermana, partimos el enorme pastel y el mismo nos sirvio a todos una rebanada, un trio istmeño tocaba el feo y lo pasamos inolvidable.

Eran los días con Freddy en la dirección de la BIAGO, Don Ricardo catalogaba las decenas de libros diario, Inocencio, Pedrito y Don Augusto recibían, Don Luis conducía “la blanquita”, era cuando las salas de lectura tenían muchas puertas, a cada rato teníamos que cambiar libros de allá pa’ acá y de acá pa’ allá, la cortina de madera que manufacturo Toledo, funcionaba en un cuartito; la buganvilia aun no tapaba el cielo del patio segundo, la hoy día tienda del Iago era una tiendita al fondo.

En la sala de entrada, no había otra cosa que una mesa de madera y un teléfono que atendía Olivia  Oly Alvarez, la super secretaria del maestro que recibía llamadas y apuntaba en su libretita, mas tarde, Laura Ruiz Trejo tan jovencita, también asumió esta plaza. Mientras en una esquina de la minimalista pero impecable sala de entrada de muros gruesos y terrosos de adobe, blancos de cal y un techo altísimo propio del siglo XVIII, Toledo dibujaba toda la superficie de madera de su mesita de pino, al tiempo que daba ordenes, seleccionaba el color de una portada de libro, mandaba que regaran las plantas y contestaba por el teléfono que le pasaba Oly, diciendo “NO, Toledo ya no esta aquí, ese señor ya se fue”, mesita que entre grillos, pulpos, xolos, conejos y monos, tenia una imagen Guadalupita pequeña.

Esos días en que se escuchaba decir que Toledo debiera marcharse y dedicarse solo a su obra, esos días se fueron. El Iago, el proyecto /espacio mas noble de Francisco, creció y se multiplico, como la buganvilia que termino por cubrir el patio.

Y Toledo, siguió su camino, su cualli ohtli / buen camino, creando mas espacios para los mexicanos, regañando políticos, apoyando indígenas, las lenguas originales, los presos, las causas, el maíz, becando jóvenes, plantando pochotes y por supuesto creando, transformando técnicas, inventando nuevas y haciendo mas y mas imágenes significativas y cerámicas únicas….al fin, verdadero tlacuilo temachtiani, el maestro quien hoy cumple 77 años.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.