Home » Patrimonio Cultural

Mezcal, el sabor de nueve tierras mexicanas

Publicado por shinji_nerv el sábado, 29 julio 2017
Sin Comentarios


Karen Castillo Castillejos

Oaxaca.-El mezcal es una bebida mexicana que se produce en Oaxaca, Puebla, Guerrero, Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Tamaulipas, Guanajuato y Michoacán. En este sentido, consumir mezcal implica disfrutar los sabores de nueve diferentes tierras.

Es una de las bebidas tradicionales más representativas de nuestro país y, actualmente, se ha convertido en una de las más populares.

Pese a su calidad, esta bebida alcohólica ha sido menospreciada por falta de información; incluso se le llega a confundir con el tequila.

El término mezcal tiene su origen en la palabra náhuatl Mezcalli, que deriva de los vocablos Metl (maguey) e Ixcalli (cocido). Se refiere al maguey cocido que era consumido por los antiguos pobladores de Mesoamérica.

El mezcal resulta de la destilación de diversas clases de agave. Aunque existen diferentes teorías sobre el inicio de su producción, algunos investigadores sostienen que ha existido desde la época prehispánica (se presume que era extraído a través de un método ancestral, con el uso de ollas de barro para llevar a cabo el proceso de elaboración).

La producción de la bebida comienza con el cultivo de grandes campos de agave. Tras siete o nueve años, los agaves son cortados para cocerse en grandes hornos que se encuentran en la tierra y que son tapados con piedras y bagazo de agave.

Tras haberse cocido las hojas se lleva a cabo la molienda de la materia prima, posteriormente se fermenta y se destila.

Aunque se siguen los pasos tradicionales de producción en la elaboración del mezcal, a lo largo de los años el proceso se ha tecnificado y ha sido posible su producción en mayores cantidades.

El mezcal es una bebida 100% de agave, esto significa que nunca se mezcla con azúcares distintos a los de su materia prima.

Puede consumirse de diversas maneras, ya sea en solitario para distinguir su sabor ahumado o mezclado para reducir la intensidad del mismo.

Al consumir mezcal cabe siempre recordar que …pa’ todo mal mezcal, pa’ todo bien también y si no hay remedio…pues litro y medio.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.