Home » Arte, Cultura

Honrará Salvador Jaramillo a la mujer mexicana con esculturas en el Museo Rufino Tamayo

Publicado por shinji_nerv el jueves, 7 septiembre 2017
Sin Comentarios


Fortino Torrentera O.

Oaxaca.- El mediodía de este sábado 9 de septiembre, será abierta la exhibición “La mujer mexicana”, donde el escultor Salvador Jaramillo, de los únicos continuadores de la Escuela Mexicana de Escultura, comparte su impresionante técnica de esculpido en Mármol y fundición en bronce.

El hombre de estampa menuda y de manos ajadas por el constante trabajo, presentará XX piezas en el Museo de Arte Prehispánico de México “Rufino Tamayo” que se localiza en Avenida Morelos 503 en el Centro Histórico de esta ciudad y quien dialogó sobre esta muestra.

– ¿Cuándo inició la producción de esta obra?

– Pues la primera pieza de esta serie, la más grande que se encuentra al inició de esta exposición la realicé hace cinco años y así fui creando una por una, de las cuales algunas ya están vendidas, pero algunos coleccionistas prestaron sus piezas, pues ya estaban fuera del taller

– Se nota que es muy complicado lograr esta maestría sobre todo con una técnica tan difícil como es la talla en un material muy duro

– Cuando uno lo hace de manera constante, pues ya no es complicado, El mármol, encontrándole el hilo es muy dócil y muy maleable, si se deja manejar el material se hace con gusto; es eso, hacerlo con gusto.

– Noto que existe una fuerte influencia en la técnica desarrollada por la Escuela Mexicana de Escultura

– Le tengo mucho respeto y trato de continuar las enseñanzas de la Escuela Mexicana con grandes maestros que tuve como Felipe Castañeda, Francisco Zúñiga, Fernando Amaya, entre otros que me tocó la fortuna de haber estado trabajando con ellos y haber algunas piezas para ellos.

Además de dar continuidad a esta tradición escultórica mexicana, estoy buscando el detalle que da el mármol prehispánico, lo cual aprovecho como un elemento que da ese detalle del material en cada pieza.

Reconozco que cada vez son menos los artistas que sigue la Escuela Mexicana de Escultura, la cual se está extinguiendo y no hay quien la promueva; yo por eso aquí estoy y voy a seguir hasta los últimos días de mi vida.

– ¿Cuál es el principal reto que enfrenta con estos materiales tan duros que usted haya tan dóciles?

– Creo que principalmente el tiempo que se lleva cada pieza para su elaboración, pues hay que realizarlas bien, pues si hace rápido, quedan mal hechas, pues “aquí es Arte, no hartas”, por lo que cada pieza conlleva su tiempo y dedicación hasta lograr el acabado que se ve.

Y es que vale comentar aquí que además de tallar en piedra la compleja anatomía de la mujer que el artista le da un movimiento ascendente, se pueden apreciar detalles logrados con maestría en la espalda, en las extremidades, en los rostros y el los objetos que la rodean.

– Hay un enamoramiento de la mujer en esta producción

– Pues creo que eso lo sabemos todos, pues es la mujer la creación máxima de Dios a la que le agradezco lo que somos y nos distingue como humanos el poderla plasmar tanto en mármol como en bronce o madera.

– Destacó que de las imágenes se hace notoria ese carácter guerrero de la mujer

– Definitivamente, por ello honro a la mujer así como a las costumbres y tradiciones que no quiero dejar de ver por la identidad que implica y ese sentido de guerrera que tiene la mujer mexicano, no dejo de plasmarlo.

– Hay una empatía con la cerámica del barro negro que se asemejan en gran formato a su trabajo

– Pues la verdad, eso estoy notando que tienen la tonalidad del barro negro, que me da gusto que esté a tono con el espacio y coincide la piedra con el barro negro oaxaqueño por la textura y el color oscuro que revela ese misterio que tiene cada mujer que busco en cada pieza para hacer que se mueva.

Entre mayor o menor sea el grado de entradas y salientes, permite que se note ese movimiento en la obra, lo cual le da un movimiento plástico a la obra. Estas piezas tienen una base pidamidal que es la máxima forma que puede haber al combinar la estabilidad con el movimiento ascendente, pues creo que entre más movimiento le dé a la cintura, veo cómo la figura se mueve.

– Cuanto tiempo se lleva hacer una obra

– Pues depende el tamaño, si el formato es de caballete, me lleva entre dos o tres meses, claro aparte del tiempo de modelado hasta hacer el boceto original para esculpirla a puro cincel y martillo, así como el apoyo de algunas herramientas neumáticas italianas para desgastar la piedra, pero antiguamente las tallaba a mano de todo a todo.

– ¿Que significa exponer en Oaxaca?

– Imagínese, mis tías son oaxaqueños, con toda una tradición prehispánica que en el mundo es reconocido, por lo que aunque nacido en la Ciudad de México mis raíces aquí están, por lo que es la primera exposición personal que realizo y me siento muy complacido que haya sido en este museo tan emblemático del arte antiguo y donde los directivos como Enrique De Esesarte o el crítico Fernando Gálvez, me han dado todo el apoyo.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.