Home » Desastres, Marquesina Cultural

Historias del sismo/Juan Pablo, el niño de Zoogocho que hizo vibrar a “Estamos Unidos Mexicanos”

Publicado por shinji_nerv el lunes, 9 octubre 2017
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca.–  El corazón de la ciudad de México palpitó con la fuerza que solo puede darle la vitalidad de su juventud, dicen que fueron 300 mil voces que se mostraron como los futuros guerreros, que de no caer en la tentación, podría representar el cambio pacífico que los y las mexicanas que ayer y hoy,  clamamos desde siglos pasados.

 

El concierto Estamos Unido Mexicanos, rompió la barrera de la agachonería , que sin bien estuvo aderezada por las interpretaciones de un electo de cantantes mexicanos y extranjeros, el emblemático puño de silencio utilizado como señal para escuchar  los respiros de sobrevivientes en el terremoto del 19 de septiembre,  en el zócalo de la Ciudad de Méxicoi, significó el puñetazo que de aquí en adelante empieza a despertar al México adormilado por la injusticia, la corrupción y la impunidad.

 

Las notas del “Toque del silencio”,  una especie de marcha militar de connotación  fúnebre,  fue el detonador para miles de personas mecánicamente alzarán el puño en señal de duelo, por quienes murieron en esos edificios mal construidos al amparo de  la corrupción gubernamental.

Pero también son los puños que llaman ya a la rebeldía con sangre  millennials y en la que la esperanza se ha fincado para derrocar  el contubernio entre la política los poderes fácticos que hasaquean  la riqueza nacional.

Oaxaca no podía estar ajena a la gritonería solidaria y de inconformidad masiva de esas miles de personas que desde el 7 de septiembre volcaron su apoyo a quienes padecieron  los efectos de un sismo poderoso que devastó 41  municipios en la región del Istmo de Tehuantepec.

 

Pero  quien  representoóel dolor del pueblo oaxaqueño, fue del niño Juan Pablo Vázquez originario de San Bartolomé Zoogocho, comunidad zapoteca localizada en la sierra norte de Oaxaca, en donde el sismo y las lluvias de la tormenta “Ramón”,  también provocaron grandes daños a poblaciones que no han tenido la misma atención oficial  ni la mirada de gobierno internacionales para recibir ayuda.

Con ese temple de dignidad y orgullo, Juan Pablo entonó el Himno Nacional en el acto solemne  para recordar a las víctimas de los dos sismos septembrinos que movieron la tierra para dejar desolación y muerte.

La diminuta estatura de Juan Pablo, era grande para quienes tuvieron el privilegio de cantar juntó con él, el himno que nos ha vuelto a recordar que tenemos una Patria que defender  y no de un extraño sino de un  bien conocido enemigo tan bien descrito por Julieta Venegas.

Juan Pablo sin queres, es un protagonista de la historia que le ha tocado vivir y que quizá sea ¡oh patria querida! que el cielo
un soldado en cada hijo te dio”.

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.