Home » Noticias

Instrumenta Oaxaca: una década musical

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 18 febrero 2013
Sin Comentarios


Francisco Baca Plasencia

Oaxaca, México.- Hace once años, distintos y destacados músicos, artistas y pedagogos se reunieron para integrar el comité artístico de Instrumenta. Convocados por Ignacio Toscano, aquellos maestros se convertirían en los ideólogos de una apasionada empresa.

Con la educación musical como motor, inspiración y meta, nació el programa académico y artístico que desde su concepción enarbolaba la bandera de la diferencia, de la unicidad. La oportunidad de presentar a los grandes maestros del mundo con jóvenes músicos oaxaqueños, mexicanos y del extranjero, reunidos en una residencia artística no podía apreciarse sino como una oportunidad. El distintivo frente a otros encuentros internacionales residía en buscar la voz propia de los intérpretes; una educación musical que no perfecciona técnicas sólo para repetirlas sistemáticamente como parte de una orquesta sinfónica, sino que abunda en el camino individual del intérprete. La música de cámara se convirtió en el modelo más conveniente para identificar talentos y fortalecerlos.

 

La música de cámara permitió al maestro y al alumno ahondar en las rutas alternativas individuales pero concurrentes. El espíritu de exploración e innovación que Instrumenta procuró en sus repertorios, autores, técnicas y géneros musicales permitió a sus participantes regodearse en música tradicional, romántica, clásica o electroacústica. Si bien los músicos de orquesta sinfónica procedentes de otros países participaron, igualmente los compositores de música electroacústica, así los músicos de banda tradicional procedentes de distintas regiones oaxaqueñas. El intercambio –porque aquí todos aprendieron algo- resultó único e irrepetible.

 

A diez años de su presentación en público, el 19 de febrero de 2003, Instrumenta ha acumulado un valioso bagaje musical. Su trayectoria, iniciada en Puebla pero trasladada a Oaxaca desde 2005, ya cuenta en su memoria con el paso de miles de alumnos y cientos de maestros de prestigio mundial. Gente que dejó se huella y su espíritu en cada programa académico y artístico y que, dicho sea de paso, permitió a los ciudadanos escuchar sus proezas, el fruto de la fusión, del esfuerzo y la disciplina en conjunto, músicos de todas partes y en muchos idiomas reunidos con un fin común. La música que Puebla y Oaxaca han tenido el privilegio de escuchar en los conciertos de Instrumenta es única en muchos sentidos y resultado de un gran trabajo. Un gran trabajo y la sensibilidad crucial de los interesados en promover, difundir y preservar la música, como es el caso de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, que decididamente impulsa este programa de educación musical como uno más de sus compromisos con la sociedad y con la búsqueda de un mejor país.

 

¿Pero, por qué la música?

En la muda de siglo, Ignacio Toscano puso en acción la herencia inspiradora que grandes figuras mexicanas de la música le dejaron. Una infinita motivación por la  actuación histórica de aquellos maestros del siglo XX, genios-estrategas (por artistas visionarios y guerreros) cuyo legado está en las instituciones culturales, en generaciones de músicos que transitaron por sus modelos de educación musical, en intérpretes, orquestas, directores, críticos, promotores, maestros y compositores de música propia de México… Es así como Eduardo Mata, Rodolfo Halffter, Silvestre Revueltas, Carlos Chávez, Alicia Urreta, Manuel Enríquez y José Antonio Alcaraz se convirtieron en un yacimiento inagotable de inspiración. La dotación de figuras ejemplares en la que descansan los cimientos de Instrumenta. El edificio de la educación musical se eleva sobre, y a partir de la memoria, con nuevas fórmulas que se adaptan a los tiempos. Orquestar un nuevo discurso en torno a la educación musical es el propósito de Instrumenta tras diez años de exquisito ejercicio.

 

Aquí  siempre hemos creído que la música es un vehículo para elevar la calidad de vida de las personas, para propiciar el entendimiento y el espacio para la reflexión humana. La música, creemos, es en sí misma la vía y el objetivo de aquellos que se expresan, que crean, que se realizan, gozan y que se sienten vivos. Y el público es parte de este número. El oído que escucha aquello que no permaneció callado y que pone a soñar al ser. En la música se representan los pueblos, se regocijan las comunidades, se subliman los grandes sentimientos humanos. Tras diez años de trayectoria, la educación musical sigue siendo nuestra bandera. Aquellos ideólogos que hace diez años dieron forma a este sueño, hoy suman su experiencia de nuevo -siempre han pertenecido- en el cauce que permite la continuidad de la educación musical en México; educación musical multicultural, intercambio abierto al mundo y al cambio. Fortalecimiento y perfeccionamiento únicos e irrepetibles.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.