Home » Arte

El poeta español Víctor García dona 2 mil libros a biblioteca de Francisco Toledo

Publicado por @Shinji_Harper el Martes, 21 Mayo 2013
Sin Comentarios


Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca, México.- Son 2 mil libros, los primeros  adquiridos en México y Oaxaca a lo largo de tres décadas  y que  ahora pasaron a ser parte  del acervo de la Biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, gracias a la generosidad del poeta español Víctor García.

La donación, la recibió personalmente el pintor Francisco Toledo que se vio conmovido por la decisión de Víctor García de entregar tan significativa cifra de libros a uno de los espacios culturales con mayor reconocimiento nacional.

Tras los anteojos redondos, están unos ojos melancólicos del poeta español que llegó a radica a Oaxaca, gracias a las referencias de algunos amigos.

Recuerda que  el 19 de marzo de 1994,  decidió un nuevo comienzo de vida y sin más,  renuncio como  director de la Escuela de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense, vendió su casa con todo y muebles y se embarcó hacía México  con solo sus 4 mil libros, pinturas y una que otra ropa.

Su historia de vida con los libros, pasó de la tragedia de perderlos en un naufragio, a la felicidad de recomenzar otra colección entre librerías o  mercados de “viejo” primero en Cuba, luego en México y otros países. Ahora convencido de la razón que lo llevó a donarlos, expresa:

“La decisión es algo íntima, la tomé porque no sé cuánto tiempo más viviré. La primera parte de mi vida académica, en libros, se perdió en el barco “Tabasco”, que se hundió antes de llegar Veracruz, luego de partir de la Habana. Me quedé sin libros. Ahí traía cuatro mil volúmenes, el doble de lo que he hecho aquí en Oaxaca y de lo que ahora dono”.

Confiesa que le fue muy duro asimilar la pérdida de sus libros a tal grado que decidió iniciar una pesquisa personal para tratar de localizarlos:

“La escala era Barcelona-Canarias-La Habana-Veracruz, pero cuando el barco salió de La Habana se hundió. Por si a caso habían hecho perdidiza mi colección fui a Cuba y recorrí las bibliotecas de viejo, no vi ningún libro o cuadro mío. Pero ahí tuve la oportunidad de comprar libros y el primero fue un libro de José Martí, así comencé mi nueva colección.

Con Toledo, mis libros están en las mejores manos

En una ceremonia intima realizada el sábado  pasado en la extensión del IAGO  ubicada en Avenida Juárez,  algunos amigos, trabajadores, el maestro Toledo y su esposa Trinni,  escucharon las palabras del poeta Víctor García   que enmarcaron  la entrega de su colección de libros, en los que destaca la poesía por supuesto.

“Los libros ya no serán tocados por una única mano, sino que ahora pasarán por muchas manos; dejan de de ser monógamos, para convertirse en polígamos”.

Luego en entrevista, Víctor García  reiteraría el por qué de su donación pero también un consejo fraternal de los que debe ser un poeta:

“Yo soy poeta, ahora un poeta sin libros. Un poeta que diga que escribe y que no lee, quiere decir que se copia a sí mismo, necesariamente tiene que leer mucho, tanto de poesía como de prosa, para generar nuevas ideas, un estilo propio. Yo he hecho lo mío. Ahora he dejado en manos de Toledo el acervo y no me arrepiento. No me ha costado absolutamente nada desprenderme de ella, está en las mejores manos”.

No extrañare a mis libros

Víctor García simula el nudo en la garganta, que le provoca  hablar de sus libros y de cómo su padre,  lo alentó a escribir  cuando tenía trece  años, al disponer en su casa,  un pequeño estudio con  una mesa, un lápiz y un ejemplar del escritor  hindú   Rabindranath Tagore al que en una ocasión leyó en una biblioteca.

“Estoy más tranquilo. Aquí, los libros, estarán más seguros que en mi casa… Influye un estado de ánimo prolongado, por el que me fue fácil tomar esa decisión, cuando pensé en donarlo no me pasaron por la cabeza otros destinos, sino de inmediato supe que tenía que estar bajo la tutela del maestro Toledo. Tengo libros a los que quiero mucho, pero no los voy a echar de de menos”.

Para Víctor García,  los diccionarios, son vitales en la colección que entrega al IAGo , pero también los más queridos en su formación como  poeta:

“Los que más quiero y los que no puedo yo funcionar sin ellos, son los diccionarios, habré donado alrededor de 10 o 12 tipos de diccionarios, uno de 1800 llamado “Panteón Universal” de hombres y mujeres célebres que han fallecido. Eso es lo que más me complace”.

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.